jueves, 31 de marzo de 2011

miércoles, 30 de marzo de 2011

San Carlos de la Rápita, Tarragona

San Carlos de la Rápita, originalmente cargada por Rufino Lasaosa.

Una foto para un día: interior de un bar de copas en San Carlos de la Rápita, Tarragona


San Carlos de la Rápita (en catalán y oficialmente Sant Carles de la Ràpita) es un municipio español situado en la comarca del Montsiá (provincia de Tarragona, Cataluña).

Tiene un importante puerto marítimo. Comunmente San Carlos de la Rápita se denomina en la zona simplemente como La Ràpita.

El término municipal cubre una porción del suroeste del delta del Ebro, incluyendo la playa del Trabucador y la península de La Banya, cerca de un lago salado conocido como Puerto de los Alfaques. El municipio está situado en la costa, cerca de la boca del lago salado.

Antes de la reconquista cristiana el lugar ya estaba poblado, tal y como consta en un documento de 1097 en el que Ramón Berenguer III cede el castillo de la Rápita al monasterio de Sant Cugat. El conde impuso la condición de que el lugar fuera repoblado por los monjes del cenobio. Se estableció un priorato en el castillo que sirvió para que se iniciara la recolonización de las tierras, especialmente activa durante el siglo XIII.

En 1260 los monjes de San Cugat vendieron el castillo y el resto del término a los hospitalarios con los que habían mantenido diversos pleitos. En el castillo se estableció una comunidad femenina que permaneció en el mismo hasta 1579, año en el que se trasladaron a Tortosa. En 1280 el señorío del lugar quedó en manos de la corona.

A mediados del siglo XVIII, el rey Carlos III ordenó la construcción de un puerto en la zona del Delta del Ebro, así como la de un importante núcleo urbano en la villa pesquera de la Rápita. En su honor, el lugar recibiría el nombre de San Carlos de la Rápita. El rey quería convertir el puerto de los Alfaques en uno de los principales del Mediterráneo, de manera que en 1770 se construyó un canal de navegación que unía Amposta con la Rápita, se fortificó el lugar y se iniciaron las obras de construcción de varios edificios, como la aduana, el palacio del gobernador o la iglesia. La muerte del rey y el caos económico de los últimos años de su reinado dejaron la mayoría de las obras incompletas.

En 1811, durante la Guerra de la Independencia, el general Louis Gabriel Suchet se fortificó durante un tiempo en el puerto de la Rápita, que fue ocupada de nuevo tras la toma de Tarragona. En 1860 se produjo en la ciudad un intento de sublevación para derrocar a la reina Isabel II.

La villa se constituyó oficialmente como municipio en 1838 adoptando el nombre oficial de San Carlos de la Rápita, que cambió en 1982 su denominación oficial por la forma catalana Sant Carles de la Ràpita.

martes, 29 de marzo de 2011

Monasterio de Iranzu, Navarra

Monasterio de Iranzu, originalmente cargada por Rufino Lasaosa.

Una foto para un día: vista del Monasterio de Iranzu, Tierra Estella, Navarra


El Monasterio de Santa María la Real de Iranzu está situado en un inigualable entorno histórico-artístico, de origen cisterciense y cuya construcción se prolonga desde el siglo XII hasta el XIV.

Situado en el municipio Abárzuza (Navarra), muy cercano a la ciudad de Estella. Del conjunto de edificaciones medievales permanece la base de la Iglesia, el Claustro, la Sala Capitular, las Celdas de castigo, el Locutorio y la Cocina. Correspondiendo el resto a sucesivas remodelaciones de los siglos XVI y XVII. Se encuentra en muy buen estado de conservación y rodeado de montes y entornos naturales de gran belleza.

El establecimiento de los monjes cistercienses de San Bernardo en Iranzu data de 1176. Surgió tras la donación de los terrenos de Iranzu por parte del obispo de Pamplona D. Pedro de París, natural de Artajona, a su hermano Nicolás, para que allí fundara un monasterio de su orden.

Iranzu llegó a reunir vastas propiedades: tierras de cultivo, pastos, iglesias parroquiales, pueblos enteros, etc. que se extendían por toda Navarra y por toda España.

En el siglo XIV entra en un periodo crítico que llega hasta el siglo XV, siendo una de las causas la guerra civil que asoló Navarra.

Con la desamortización de 1835 los monjes pudieron permanecer con protección de los carlistas, pero en 1839, tras el Convenio de Vergara se vieron obligados por Mendizabal a abandonar el monasterio, pasando a ser propiedad del Estado.

Hasta el año 1942 estuvo totalmente abandonado.

En 1942 la Fundación Príncipe de Viana inicia una intensa reconstrucción del conjunto monástico. Un año más tarde se unen a la restauración y se establecen en el lugar la comunidad religiosa de los Clérigos Regulares (Teatinos), quienes regentan hasta hoy el Monasterio.

viernes, 25 de marzo de 2011

Calle de la Estafeta, Pamplona

Una foto para un día: una puerta en la calle de la Estafeta, Pamplona


La calle Estafeta es, sin duda, la calle más famosa de Pamplona, mundialmente conocida porque por ella pasan los encierros de los Sanfermines.

Su nombre le viene porque en el siglo XIX estuvo aquí la primera estafeta de correos de Pamplona.

Tiene dos partes bien diferenciadas; en la primera, desde la curva con la calle Mercaderes (dónde habitualmente chocan los toros de forma espectacular), hasta la Bajada de Javier, hay menos vida. Existen pequeños comerciosl locale con mención especial para Pastas Beatriz, el Churrero de Lerín o la cuchilleria Gómez.

La segunda parte de la calle, desde la bajada de Javier y ya enfilando hacia la Plaza de Toros es más gastronómica. Bares a los dos lados de la calle con barras atestadas de banderillas, que hacen las delicias de locales y visitantes.

jueves, 24 de marzo de 2011

Iglesia del Santo Sepulcro, Torres del Río, Navarra

Una foto para un día: Iglesia del Santo Sepulcro, Torres del Río, Navarra


Iglesia del Santo Sepulcro S. XII

Imagen de Cristo crucificado con corona real y cuatro clavos, pero con cierto realismo, por lo que se fecha a comienzos del s. XIII.

Es una talla de tamaño medio (90 cms) y de gran calidad.

miércoles, 23 de marzo de 2011

Monasterio de Leyre, Navarra

Monasterio de Leyre, Navarra, originalmente cargada por Rufino Lasaosa.

Una foto para un día: Monasterio de Leyre, Navarra

Vista parcial del Monasterio de Leyre, donde destacan la torre y el campanario.

El Monasterio de San Salvador de Leyre, o simplemente Monasterio de Leyre, es uno de los conjuntos monásticos más importantes de España por su relevancia histórica y arquitectónica.

Entre los diferentes edificios que componen el conjunto existen ejemplares del románico muy destacados por pertenecer a un periodo muy temprano del mismo y por su excelente estado de conservación.

El monasterio se ubica en el nordeste de Navarra, cerca del límite con Aragón.

Existen noticias documentadas sobre Leyre ya en el siglo IX. El monasterio tuvo una gran relevancia en la historia de reino de Pamplona-Nájera y posteriormente en el de Navarra, así como en la Reconquista. En él está ubicado el panteón en el que yacen los primeros monarcas del reino de Pamplona.

Leyre fue fundado como un monasterio benedictino, aunque posteriormente pasó a estar en manos de monjes cistercienses. En la actualidad, el conjunto monástico pertenece a la Comunidad Foral de Navarra, que lo ha cedido a sus primitivos moradores, la orden benedictina, para su cuidado y funcionamiento.

martes, 22 de marzo de 2011

Pamplona - Club de Tenis Pamplona

Una foto para un día: Pamplona - letrero del Club de Tenis Pamplona



Letrero identificativo del "Club de Tenis Pamplona" situado a la entrada del Club, en la calle Monte Monjardín.

Pamplona calle a calle Un blog sobre Pamplona y sus calles.

lunes, 21 de marzo de 2011

Bodegas Viña Tondonia, Haro

Bodegas Viña Tondonia, Haro, originalmente cargada por Rufino Lasaosa.

Una foto para un día: edificio de Bodegas Viña Tondonia, Haro, La Rioja


En Haro, capital de La Rioja Alta, tal vez donde mejor se produce la suma de coincidencias entre la bondad del clima y severidad de la tierra, se encuentran las Bodegas López de Heredia, las más antiguas de Haro y una de las tres primeras de La Rioja.

Allá por el año 1877, y fruto de las inquietudes creadas a mediados de siglo por la llegada de los negociantes vinateros franceses (venidos a La Rioja para solucionar los problemas causados por la filoxera en sus viñedos), fue cuando Don Rafael López de Heredia y Landeta, profundo conocedor y buen alumno de estos profesionales, decide seguir sus pasos y comienza a planificar y construir lo que hoy es la bodega.

Entre 1913 y 1914, Don Rafael, a la par que iba cimentando sus instalaciones industriales, llevó a cabo la plantación "Viña Tondonia", dando origen al producto más conocido de la bodega. Viña Tondonia es un hermoso viñedo de más de 100 hectáreas, situado a la margen derecha del río Ebro, donde se cultivan las viníferas más típicamente riojanas. López de Heredia posee además otros tres viñedos, enclavados igualmente en la zona alta de la Rioja, denominados "Viña Cubillo", "Viña Bosconia" y "Viña Zaconia".

Los viñedos ocupan una extensión total de 170 hectáreas, con una producción media anual de unos 800.000 kilos de uva, que se destinan a la elaboración de los vinos de la más alta calidad. La estratégica situación de los mismos, la calidad de las plantaciones, así como de las variedades empleadas, tienen su complemento en la magnífica bodega.

Bodegas R. López de Heredia Viña Tondonia se asientan sobre una superficie total de 53.076 metros cuadrados, de los que 19.718 se hallan edificados, correspondiendo 3.433 metros cuadrados a la bodega subterránea, con calados de hasta 200 metros de largo, a una profundidad de más de 10 metros, perforados en el corazón de un bloque de piedra arenisca, a cuyos lados se prolongan las hileras de barricas (cerca de 13.000 barricas bordelesas).

Mención singular merecen las 72 tinas asimismo de madera de roble de las más diversas procedencias (Cántabro, Bosnia, Allier, Norteamericano, etc.), construidas en capacidades que van desde los 60, 100, 200, 480 y hasta 640 hectolitros, que son las de mayor capacidad. La madera de roble juega un importante papel en esta bodega, ya que tanto las fermentaciones como la crianza de los vinos se hacen en estos envases por procedimientos naturales y artesanos.

lunes, 14 de marzo de 2011

San Vicente de la Sonsierra, La Rioja

Una foto para un día: la Torre del Reloj en San Vicente de la Sonsierra, La Rioja


San Vicente de la Sonsierra es un municipio de la comunidad autónoma de La Rioja (España). Pertenece a la zona de la Sonsierra

Existen asentamientos en la zona desde la prehistoria como atestiguan el dolmen neolítico de la Cascaja o el poblado de la Nava datado en la edad de Hierro.

Junto a la ermita de Santa María de la Piscina hubo un poblado anterior al siglo X (como demuestran las tumbas halladas al restaurar la ermita) y que debió quedar despoblado durante el siglo XIV tras la Primera Guerra Civil Castellana. Sus habitantes formarían más tarde la aldea de Peciña (nombre derivado de Piscina)

En el territorio de San Vicente existieron numerosos poblamientos alrededor de un pequeño templo, que constituían sus aldeas, como es el caso de San Martín de Sonsierra, San Juan, San Pablo, San Pelayo, Doroño, San Román, Hornillos, Orzales, Artajona, Pangua, Santiago, Mutilluri, Peciña, Ribas y Ábalos (fue esta aldea de San Vicente hasta 1653 cuando el Conde de Castilnovo la independizó).

La primera referencia escrita data del siglo IX y en ella se cita a los reyes navarros.

Sancho Garcés III donó San Vicente y sus propiedades al monasterio de Leyre en 1014, perteneciendo a este hasta el siglo XIV. Además construyó un puente fortificado que fue de gran importancia hasta su destrucción por una riada en 1775.

El 6 de enero de 1172 Sancho VI de Navarra concede el fuero de Laguardia a San Vicente y su alfoz. Este era semejante al Fuero de Logroño. Su hijo Sancho VII de Navarra en 1194 levantó el castillo y amuralló la zona. Además en 1211 tras la Batalla de Las Navas de Tolosa concedió el blasón de las cadenas a la Casa de la Piscina.

Sancho VII de Navarra comenzó a construir el castillo y sus murallas en 1194.
Durante el siglo XIII fueron abundantes las luchas con el cercano castillo de Briones

En 1367 se vio envuelta en la guerra entre Pedro I el Cruel y Enrique de Trastamara. Las tropas de Enrique, al no poder hacerse con el castillo, incendiaron las aldeas de San Vicente a excepción de Ábalos. Al final del conflicto la aldea quedó en manos navarras. En 1373 un nuevo tratado entre Castilla y Navarra devolvió Logroño a Castilla, y siguió dejando a San Vicente dentro del reino de Navarra.

Debido a la resistencia de los habitantes de la zona frente a las tropas de Enrique de Trastámara, Carlos II de Navarra concedió hidalguía a sus habitantes y a sus descendientes.

En el siglo XV las luchas continuaron y Pedro Fernández de Velasco atacó San Vicente, hasta que en 1437 se firmó una nueva paz entre Castilla y Navarra.

viernes, 11 de marzo de 2011

Palacio de la Aljafería, Zaragoza

Una foto para un día: Palacio de la Aljafería, Zaragoza


La Aljafería (en árabe: قصر الجعفرية Qasr al-Ya`fariyya) es un palacio fortificado construido en Zaragoza en la segunda mitad del siglo XI por iniciativa de Al-Muqtadir como residencia de los reyes hudíes de Saraqusta. Este palacio de recreo (llamado entonces «Qasr al-Surur» o Palacio de la Alegría) refleja el esplendor alcanzado por el reino taifa en el periodo de su máximo apogeo político y cultural.

Su importancia radica en que es el único testimonio conservado de un gran edificio de la arquitectura islámica hispana de la época de las Taifas. De modo que, si se conserva un magnífico ejemplo del Califato de Córdoba, su Mezquita (s. X), y otro del canto de cisne de la cultura islámica en Al-Ándalus, del s. XIV, La Alhambra de Granada, se debe incluir en la tríada de la arquitectura hispano-musulmana La Aljafería de Zaragoza (s. XI) como muestra de las realizaciones del arte taifa, época intermedia de reinos independientes anterior a la llegada de los almorávides.

Las soluciones adoptadas en la ornamentación de la Aljafería, como la utilización de arcos mixtilíneos y de los salmeres en «S», la extensión del ataurique calado en grandes superficies o la esquematización y abstracción progresiva de las yeserías de carácter vegetal, influyeron decisivamente en el arte almorávide y almohade tanto del Magreb como de la Península Ibérica.

Asimismo, la transición de la decoración hacia motivos más geométricos está en la base del arte nazarí.

Tras la reconquista de Zaragoza en 1118 por Alfonso I El Batallador pasó a ser residencia de los reyes cristianos de Aragón, con lo que la Aljafería se convirtió en el principal foco difusor del mudéjar aragonés.

Fue utilizada como residencia regia por Pedro IV el Ceremonioso y posteriormente, en la planta principal, se llevó a cabo la reforma que convirtió estas estancias en palacio de los Reyes Católicos en 1492.

En 1593 experimentó otra reforma que la convertiría en fortaleza militar, primero según diseños renacentistas (que hoy se pueden observar en su entorno, foso y jardines) y más tarde como acuartelamiento de regimientos militares.

Sufrió reformas continuas, y grandes desperfectos, sobre todo con los Sitios de Zaragoza de la Guerra de la Independencia hasta que finalmente fue restaurada en la segunda mitad del siglo XX y actualmente acoge las Cortes de Aragón.

En su origen la construcción se hizo extramuros de la muralla romana, en el llano de la saría o lugar donde los musulmanes desarrollaban los alardes militares conocido como La Almozara.

Con la expansión urbana a través de los años, el edificio ha quedado dentro de la ciudad. Se ha podido respetar a su alrededor un pequeño entorno ajardinado que le aísla incluso de la autopista que pasa a escasos metros de allí.

jueves, 10 de marzo de 2011

Hotel Puerta del Camino, Pamplona

Una foto para un día: vista del restaurante del Hotel Puerta del Camino, Pamplona


La antigua capilla del convento de las MM Adoratrices, reconvertido en el restaurante del hotel.

miércoles, 9 de marzo de 2011

martes, 8 de marzo de 2011

Pontenx-les-Forges, Landes

Pontenx-les-Forges, Landes, originalmente cargada por Rufino Lasaosa.

Una foto para un día: vidriera en la iglesia de Pontenx-les-Forges, Landes


Vidriera en el interior de la Iglesia de San Martín: María Inmaculada

Église Saint-Martin de Pontenx-les-Forges


L’église Saint-Martin se situe dans le bourg de Pontenx-les-Forges, dans le département français des Landes. Elle est bâtie en garluche et sa construction remonte à la moitié du xv siècle.

L'église est dotée d’un clocher massif flanqué d’une tourelle. La présence d’un portail gothique témoigne de son origine ancienne. À l’intérieur, au-dessus de l’autel, se trouve une Vierge à l’enfant en bois doré du xvii siècle.

Le porche est la partie de l’édifice qui peut donner le plus d’indications sur son origine. Il est occupé par un grand escalier à une volée droite, menant à la tribune aménagée dans ce qui a dû être le porche originel. Il abrite en outre ce qui fut probablement le portail d’entrée orienté au sud, de style gothique tardif.

L’église, dédiée à saint Martin, comprenait à l'origine une seule nef. Elle a fait l’objet de remaniements importants avec l’adjonction au xixe siècle de la nef latérale sud et plus tard, d’un avant porche. La restauration extérieure de cette église s’est faite de 1982 à 1985, et intérieure en 1996 et 19991

Fotografías tomadas en Pontenx-les-Forges, Landas, julio de 2009

lunes, 7 de marzo de 2011

Bardenas Reales de Navarra

Bardenas Reales de Navarra, originalmente cargada por Rufino Lasaosa.

Una foto para un día: paisaje de las Bardenas Reales de Navarra


Las Bardenas Reales de Navarra son un paraje natural semidesértico de unas 42.000 ha que se extiende por el sureste de Navarra (España).

Sus suelos son de arcillas, yesos y areniscas y han sido erosionados por el agua y el viento creando formas sorprendentes en las que destacan los barrancos, las mesetas de estructura tabular y los cerros solitarios, llamados cabezos.

Las Bardenas carecen de núcleos urbanos, su vegetación es muy escasa y las múltiples corrientes de agua que surcan el territorio tienen un caudal marcadamente irregular, permaneciendo secos la mayor parte del año. La altitud oscila entre los 280 y los 659 msnm.

Las Bardenas se sitúan en un punto equidistante entre la cordillera Pirenaica y la Ibérica. Las Bardenas Reales, antigua posesión real, no forman parte de ningún término municipal y son propiedad de la Comunidad Foral de Navarra. Veintidós municipios y entidades (los "congozantes") forman la Comunidad de Bardenas Reales, una entidad de Derecho Público encargada del aprovechamiento del paraje.

En la actualidad, la mayor parte de las Bardenas Reales se encuentran protegidas mediante la figura de un parque natural de 39.274 ha desde el año 1999. Anteriormente, en 1986, dos parajes de las Bardenas, el Rincón del Bú y la Caídas de la Negra, habían sido declaradas reservas naturales. Desde el 7 de noviembre de 2000 el conjunto fue declarado Reserva de la Biosfera.

Fotografía tomada durante el curso de fotografía de la naturaleza en septiembre de 2009 con Eduardo Blanco

viernes, 4 de marzo de 2011

miércoles, 2 de marzo de 2011

Bayona, Francia / Bayonne, France

Una foto para un día: vista de Bayona, Francia / Bayonne, France


Bayona fue fundada en el año 950 sobre las ruinas de un antiguo castrum romano, llamado Lapurdum, que ha dejado su nombre al territorio del Labort.

Existen varias explicaciones sobre el significado del nombre de Bayona: Según Joel Supery, en 842 los vikingos realizaron una incursión en Lapurdum y se establecieron fuera de la ciudad en las orillas del río. Necesitaban un puerto, que fue nombrado en honor de su líder, Björn, originando Björhamn, luego Baionam y finalmente Baiona. También podría tratarse de un aumentativo vasco o gascón del latín Baia (gran extensión de agua) o un nombre derivado del vasco Ibaiona (buen río) o Ibaiune (lugar del río).

En el siglo IX es ocupada por los vikingos, lo que transmitió a sus habitantes los secretos de su construcción naval. Recuperada por el duque de Vasconia Guillermo Sancho casi un siglo después, pasa a ser la capital del vizcondado de Labort.

Durante años formó parte del ducado de Aquitania, el cual pasó a dominación inglesa en 1155, desarrollándose como importante puerto, hasta que Dunois, durante el reinado de Carlos VII de Francia, la conquistara el 21 de agosto de 1451 para la corona de Francia, último capítulo de la Guerra de los Cien Años.

Muchos judíos expulsados de los reinos de Castilla y de Aragón por los Reyes Católicos se establecieron en Bayona, hasta que en 1602 el rey les obliga a abandonar la ciudad, a la que volvieron en 1789, instalándose en el barrio de Saint Esprit.

A lo largo de los conflictos esporádicos que agitaron los campos franceses en el siglo XVII, los agricultores de Bayona se encontraron cortos de pólvora y de proyectiles. Entonces metieron sus cuchillos de caza en los cañones de sus escopetas, confeccionando lanzas improvisadas que se llamarían a partir de entonces bayonetas.

En el castillo de Marracq se firmaron en 1808 las actas de abdicación del rey Carlos IV de España y su hijo Fernando VII en favor de Napoleón Bonaparte, hecho conocido como las Abdicaciones de Bayona. El 8 de julio de ese mismo año se promulgó el Estatuto de Bayona como constitución española de José Bonaparte

El barrio de Saint-Esprit, situado sobre el margen derecho del Adur, se unió a Bayona el 1 de junio de 1857. Anteriormente formaba una comuna autónoma dentro del departamento de Landas

Paisaje urbano en Bayona, Francia / Bayonne, France