lunes, 30 de abril de 2012

viernes, 27 de abril de 2012

Iglesia de San Pedro Apóstol, Pitillas, Navarra [629]


Una foto para un día: Iglesia de San Pedro Apóstol, Pitillas, Navarra


La Iglesia de San Pedro Apóstol es un edificio gótico renacentista construido tardíamente entre finales del siglo XVI y comienzos del XVII, ya que la tasación de sus obras no se efectúa hasta 1606. De él se encargaron los canteros Joanes de Elizalde y Miguel de Celaya.

Siguiendo una tipología normal en la época, erigieron una iglesia de cruz latina con crucero bien marcado en planta y cabecera poligonal.

El recinto se cubre por bóvedas de terceletes con nervios mixtilíneos y otras de diseño estrellado, correspondiendo estas últimas al tramo central del crucero y los pies de la nave, mientras que la cabecera recibe una bóveda gallonada reforzada por terceletes. Todas estas cubiertas arrancan de ménsulas cilíndricas o poligonales con rosetas.

En 1906 se amplió la fábrica con un cuarto tramo bajo la dirección de Florencio de Ansoleaga y Ángel Goicoechea, arquitectos que en su construcción se ajustaron al estilo imperante en el resto del edificio.

Los exteriores de esta parroquia presentan sólidos muros de sillería que definen unos volúmenes limpios, surcados tan sólo por los contrafuertes diagonales que se adosan a las esquinas. De este bloque emerge una torre de severidad herreriana compuesta de cuatro cuerpos también de sillería, el último de los cuales se abre en medios puntos para las campanas.

Según los documentos, esta torre fue levantada en torno a 1680 por el cantero Gabriel Barreneche, que se ocupó igualmente de labrar la hermosa portada del muro de la Epístola. De inspiración manierista, presenta amplio arco de medio punto con motivos geométricos, acompañado de dos columnas dóricas que se elevan sobre pedestales de parecida decoración. Un friso clasicista de triglifos y discos sirve de asiento a un frontón triangular, interrumpido por una hornacina que luce en su culminación otro frontón recto. Guillen de Urrizola erigió en 1739 el pórtico barroco que cobija dicha portada.

Pitillas es una villa y un municipio español de la Comunidad Foral de Navarra, situado en la merindad de Olite, en la Zona Media de Navarra, en la Comarca de Tafalla y a 50 km de la capital de la comunidad, Pamplona.

Se desarrolló probablemente a finales del siglo XI con gentes procedentes de Ujué. Se encuentra enclavado en un terreno ondulado que riega el río Zidacos al pie de la sierra de Ujué.

En el conjunto urbano destacan varias casas del siglo XVII con blasones barrocos y rococós, un palacio con sllería del siglo XVII, al igual que su ayuntamiento. La iglesia de San Pedro es gótico-renacentista, de principios del siglo XVII, con portada y torre algo posteriores, segunda mitad de siglo XVII. El retablo mayor es una obra barroca de notable calidad llevada a cabo entre 1708 y 1711.

jueves, 26 de abril de 2012

miércoles, 25 de abril de 2012

martes, 24 de abril de 2012

Bodegas Viña Tondonia, Haro [626]

Una foto para un día: barricas de vino en Bodegas Viña Tondonia, Haro

En Haro, capital de La Rioja Alta, tal vez donde mejor se produce la suma de coincidencias entre la bondad del clima y severidad de la tierra, se encuentran las Bodegas López de Heredia, las más antiguas de Haro y una de las tres primeras de La Rioja.

Allá por el año 1877, y fruto de las inquietudes creadas a mediados de siglo por la llegada de los negociantes vinateros franceses (venidos a La Rioja para solucionar los problemas causados por la filoxera en sus viñedos), fue cuando Don Rafael López de Heredia y Landeta, profundo conocedor y buen alumno de estos profesionales, decide seguir sus pasos y comienza a planificar y construir lo que hoy es la bodega.

Entre 1913 y 1914, Don Rafael, a la par que iba cimentando sus instalaciones industriales, llevó a cabo la plantación "Viña Tondonia", dando origen al producto más conocido de la bodega. Viña Tondonia es un hermoso viñedo de más de 100 hectáreas, situado a la margen derecha del río Ebro, donde se cultivan las viníferas más típicamente riojanas. López de Heredia posee además otros tres viñedos, enclavados igualmente en la zona alta de la Rioja, denominados "Viña Cubillo", "Viña Bosconia" y "Viña Zaconia".

Los viñedos ocupan una extensión total de 170 hectáreas, con una producción media anual de unos 800.000 kilos de uva, que se destinan a la elaboración de los vinos de la más alta calidad. La estratégica situación de los mismos, la calidad de las plantaciones, así como de las variedades empleadas, tienen su complemento en la magnífica bodega.

Bodegas R. López de Heredia Viña Tondonia se asientan sobre una superficie total de 53.076 metros cuadrados, de los que 19.718 se hallan edificados, correspondiendo 3.433 metros cuadrados a la bodega subterránea, con calados de hasta 200 metros de largo, a una profundidad de más de 10 metros, perforados en el corazón de un bloque de piedra arenisca, a cuyos lados se prolongan las hileras de barricas (cerca de 13.000 barricas bordelesas).

Mención singular merecen las 72 tinas asimismo de madera de roble de las más diversas procedencias (Cántabro, Bosnia, Allier, Norteamericano, etc.), construidas en capacidades que van desde los 60, 100, 200, 480 y hasta 640 hectolitros, que son las de mayor capacidad. La madera de roble juega un importante papel en esta bodega, ya que tanto las fermentaciones como la crianza de los vinos se hacen en estos envases por procedimientos naturales y artesanos.

lunes, 23 de abril de 2012

La Foz de Lumbier [625]

La Foz de Lumbier by Rufino Lasaosa
La Foz de Lumbier, a photo by Rufino Lasaosa on Flickr.
Una foto para un día: el río Irati atravesando la Foz de Lumbier, Navarra.

La Foz de Lumbier es una estrecha garganta labrada por el río Irati declarada reserva natural.

Un paisaje agreste en el que podemos ver buitres leonados sobrevolando el acantilado; bravos escarpes donde nidifican las aves; un río de limpias y frescas aguas que talla en las rocas estrechos y caprichosos pasos; los restos de un puente que, según cuenta la leyenda, fue construido con ayuda del diablo; dos túneles que antaño atravesó el primer tren eléctrico de España.

Su espectacular geología y el aislamiento durante siglos han propiciado la conservación de una singular vegetación que puebla los escarpados roquedos sirviendo de morada para grandes rapaces. Un espectáculo sin igual de paredones rojizos de cuyas grietas cuelgan árboles y arbustos y en los que descansan grandes rapaces.

Lo que confiere singularidad a esta foz es que sus 1.300 metros de longitud pueden ser recorridos por la vía verde que discurre cerca del río y al pie de los acantilados anunciando las primeras estribaciones del Pirineo oriental navarro.

Escucha el rumor de las aguas y los gritos de las chovas mientras admiras la belleza de este enclave natural.

martes, 17 de abril de 2012

Sanfermines - La Procesión [621]

Una foto para un día: la procesión de San Fermín en los Sanfermines de Pamplona


En la mañana del día 7 de julio las autoridades, el clero, representantes de los distintos gremios y cofradías de la ciudad y fieles se visten con sus mejores galas y trajes tradicionales para sacar a San Fermín en procesión.

La procesión da comienzo minutos antes de las diez de la mañana cuando la Corporación del Ayuntamiento acude a la Catedral, escoltada por clarineros, timbaleros, maceros, escolta, txistularis, gaiteros, comparsa de gigantes y cabezudos y La Pamplonesa, la comunidad de Capuchinos y las cofradías.

Una vez dentro la comitiva recoge al Cabildo de la Catedral, en un ritual que les encamina por las calles Navarrería, Mercaderes, plaza Consistorial, Bolserías y Mayor hacia la iglesia de San Lorenzo. Es aquí donde se recoge al santo en su capilla para sacarlo en procesión.

San Fermín llevado por una extensa comitiva recorrerá las calles de la Taconera, Rincón de la Aduana, San Antón, Zapatería, plaza Consistorial, San Saturnino y Mayor. Desde donde sigue el recorrido por las calles Mayor y San Antón, plaza del Consejo, calle San Saturnino y vuelta a la calle Mayor, para volver a la iglesia de San Lorenzo donde se deposita la imagen de nuevo en su altar. A continuación se canta una misa solemne, tras la que el cabildo regresa a la Catedral y la Corporación al Ayuntamiento cerca ya de las dos de la tarde.

A lo largo de la mañana se producen situaciones de gran emoción, el más conocido es el llamado "el momentico", que tiene lugar al finalizar la misa en la iglesia de San Lorenzo, cuando las autoridades civiles y eclesiásticas se dirigen hacia la Catedral; en ese instante los gigantes danzan en el atrio acompañados de la gaita y del txistu, de fondo replica la campana María, se escucha “El asombro de Damasco” interpretado por La Pamplonesa.

La comitiva de la procesión la encabeza la Comparsa de Gigantes y Cabezudos, seguidos de la Cruz de San Lorenzo y la Cruz Arzobispal, a continuación los gremios históricos de carpintería y labradores, la Hermandad de la Pasión y la Congregación Mariana, detrás los clarineros y timbaleros, la bandera de la ciudad, dantzaris y txistularis municipales. Tras de ellos, el Portador y la Imagen del Santo, seguida del Cabildo catedralicio, arzobispo de Pamplona, de los maceros y cerrando la comitiva la Corporación Municipal, con el alcalde, libreas, Policía Municipal y escoltas de gala. Por último, la banda municipal La Pamplonesa cierra el desfile.

El busto de San Fermín que se pasea en esta ocasión es una talla de madera de finales del siglo XV, revestida en plata en 1687. En el pecho porta un relicario, también de plata. La escultura se asienta en una rica peana labrada en plata que data del año 1746.

En cuanto a los orígenes de este acto religioso, se sabe que ya en 1386 se celebraba la procesión en honor de San Fermín, pues fue entonces cuando el Rey de Navarra Carlos II recuperó una reliquia del santo que se encontraba en Amiens, y la depositó en a la iglesia de San Lorenzo. Aunque el culto está documentado desde el siglo XII, cuando era obispo de Pamplona Pedro de Artaxona. En Amiens, la ciudad donde murió martirizado, la devoción a su figura aparece en sus letanías desde el siglo VIII.

En cuanto a la fecha, en un principio, el santo salía en procesión el 10 de octubre, fecha en la que se conmemoraba su llegada a Amiens. Es a partir de 1591, cuando se traslada el culto al 7 de julio para evitar los fríos otoñales. De esta manera, la fiesta religiosa coincidía con las Ferias en su honor que se celebraban entre San Pedro y el 18 de Julio.

lunes, 16 de abril de 2012

Bodegas Viña Tondonia, Haro [620]

Una foto para un día: puerta en Bodegas Viña Tondonia, Haro, La Rioja

En Haro, capital de La Rioja Alta, tal vez donde mejor se produce la suma de coincidencias entre la bondad del clima y severidad de la tierra, se encuentran las Bodegas López de Heredia, las más antiguas de Haro y una de las tres primeras de La Rioja.

Allá por el año 1877, y fruto de las inquietudes creadas a mediados de siglo por la llegada de los negociantes vinateros franceses (venidos a La Rioja para solucionar los problemas causados por la filoxera en sus viñedos), fue cuando Don Rafael López de Heredia y Landeta, profundo conocedor y buen alumno de estos profesionales, decide seguir sus pasos y comienza a planificar y construir lo que hoy es la bodega.

Entre 1913 y 1914, Don Rafael, a la par que iba cimentando sus instalaciones industriales, llevó a cabo la plantación "Viña Tondonia", dando origen al producto más conocido de la bodega. Viña Tondonia es un hermoso viñedo de más de 100 hectáreas, situado a la margen derecha del río Ebro, donde se cultivan las viníferas más típicamente riojanas. López de Heredia posee además otros tres viñedos, enclavados igualmente en la zona alta de la Rioja, denominados "Viña Cubillo", "Viña Bosconia" y "Viña Zaconia".

Los viñedos ocupan una extensión total de 170 hectáreas, con una producción media anual de unos 800.000 kilos de uva, que se destinan a la elaboración de los vinos de la más alta calidad. La estratégica situación de los mismos, la calidad de las plantaciones, así como de las variedades empleadas, tienen su complemento en la magnífica bodega.

Bodegas R. López de Heredia Viña Tondonia se asientan sobre una superficie total de 53.076 metros cuadrados, de los que 19.718 se hallan edificados, correspondiendo 3.433 metros cuadrados a la bodega subterránea, con calados de hasta 200 metros de largo, a una profundidad de más de 10 metros, perforados en el corazón de un bloque de piedra arenisca, a cuyos lados se prolongan las hileras de barricas (cerca de 13.000 barricas bordelesas).

Mención singular merecen las 72 tinas asimismo de madera de roble de las más diversas procedencias (Cántabro, Bosnia, Allier, Norteamericano, etc.), construidas en capacidades que van desde los 60, 100, 200, 480 y hasta 640 hectolitros, que son las de mayor capacidad. La madera de roble juega un importante papel en esta bodega, ya que tanto las fermentaciones como la crianza de los vinos se hacen en estos envases por procedimientos naturales y artesanos.

lunes, 9 de abril de 2012

Montblanc, Tarragona [616]

Montblanc, Tarragona by Rufino Lasaosa
Montblanc, Tarragona, a photo by Rufino Lasaosa on Flickr.
Una foto para un día: Iglesia de Santa María la Mayor (S.XIV), Montblanc, Tarragona

Iglesia de Santa María la Mayor (S.XIV)

Notable obra del gótico ojival en Cataluña, se construyó en el mismo lugar que la primitiva iglesia románica. Fue sede de las Cortes Generales de Cataluña en 1333.

Montblanc es uno de los más bellos conjuntos medievales de Cataluña. Se trata de uno de los puntos de más interés del interior de la Costa Dorada y está situado en el corazón de la Ruta del Cister.

Montblanc es un municipio, capital de la comarca de la Conca de Barberà, en la provincia de Tarragona, Cataluña, España. Posee el título de Villa Ducal desde el 1387 y el casco antiguo fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1948.